¿Puedo facturar sin pagar como autónomo la cuota mensual de la Seguridad Social?

No es una situación agradable, pero cuando se es freelancer, micropyme o autónomo, a veces, vivimos rachas nefastas en las que no suena el teléfono y parece que nadie se acuerda de ti excepto la Seguridad Social, que nunca perdona “sus” 283 euros, factures mucho, poco o nada. Pero, ¿podemos seguir facturando sin pagar la cuota de autónomos de la Seguridad Social para sobrellevar una mala racha? Hemos trasladado el asunto a los gestores de contabilidad e impuestos de nuestro centro de negocios y, aunque los gestores no lo recomiendan, sí nos aclaran que es perfectamente legal hacer algunas facturas dándose de alta en Hacienda pero no en la Seguridad Social y así cuadrar unos ingresos que nos permitan llegar a fin de mes.

Autónomos no están obligados a pagar la Seguridad SocialDe forma genérica, podemos decir que, para todo profesional independiente, existe la obligación de pagar la cuota íntegra de autónomos. De acuerdo, sí, pero los expertos en impuestos citan una sentencia de 1997 de la sala de lo Laboral del Tribunal Supremo sobre "habitualidad" de la actividad y cuantía de lo cobrado referente a un agente de seguros que no llegaba al salario mínimo interprofesional. Según el dictamen del alto tribunal, no haría falta darse de alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social pero sí en Hacienda, esto es, inscribirse en el IAE y hacer las declaraciones correspondientes de IVA e IRPF siempre que no se supere el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM, antes conocido como Salario Mínimo Interprofesional), que, en estos momentos, está fijado en 12.600 euros anuales.

En efecto, aunque no esté recogido en ninguna norma, la política de Hacienda -emanada de esa sentencia del año 97- permite no darse de alta en el RETA cuando la actividad que desarrollemos no pueda ser considerada como un medio de vida y no exceda el IPREM.

Sí estarías obligado a darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (esto es gratis y no tiene obligaciones posteriores) y declarar en la misma Agencia Tributaria tus ingresos y el IVA trimestral -siempre que tu actividad profesional lo requiera-, además del impuesto sobre la renta trimestral (modelo 130) o anual (la declaración de la renta que hacemos la mayoría entre abril y junio), como cualquier otro contribuyente. Respecto al IVA, el modelo de declaraciónAutónomos no están obligados a pagar la Seguridad Social trimestral es el 303, y aunque muchas personas lo dejan en manos de un gestor, es un formulario sencillo de cumplimentar que puede gestionar uno mismo con ayuda de los técnicos de Hacienda y, ocasionalmente, con algún asesoramiento especializado. Eso sí: ni se te ocurra hacer nada de esto si estás cobrando el subsidio por desempleo porque podrías perder esa retribución.

En este final de 2019, la inscripción en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) cuesta 283 euros mensuales para la base de cotización mínima, un importe que se paga puntualmente el último día laborable del mes y que no incluye cobertura para accidentes de trabajo o cese de actividad, que es un "extra" que viene a costar unos 60 euros al mes. Para muchos profesionales cuyos ingresos son mínimos, el pago de la cuota mínima puede suponer un coste desproporcionadamente elevado con respecto a los ingresos que les reporta la actividad y, cada vez más sectores de la sociedad, abogan por un pago a la Seguridad Social proporcional a lo ingresos, como ya ocurre en países como Francia.

Autónomos no están obligados a pagar la Seguridad Social"La cuota mínima de autónomos -explica Javier Espelosín, un informático freelance especializado en Blockchain- está en 283 euros mensuales independientemente de lo que ingreses. Me parece totalmente injusto si no facturas nada o facturas 500 euros ese mes, y, ante este panorama, por ahora, no puedo pagar el recibo de autónomos, es cuestión de pagar el alquiler o pagar a la Seguridad Social".

De todos modos, esta solución no nos convence del todo porque estamos expuestos a la interpretación de la norma que haga el funcionario de Hacienda o de la Seguridad Social que nos toque. Una solución igualmente económica para situaciones como las que hemos expuesto son las cooperativas de trabajo asociado. Pero, de esta solución, hablaremos otro día….