Algunas claves para el posicionamiento en Google de tu web de empresa

En SH Working, nos gusta hablar de marketing digital y, para una pequeña empresa o  un emprendimiento, hablar de marketing digital es hacerlo de su web corporativa y de Google. Una web bien gestionada puede atraer a personas que nos pueden comprar en cualquier parte del mundo, genera valor de marca, gana visibilidad al negocio, consigue visitas de calidad, genera ventas a través de la tienda on line y apoya la venta off line. Pero, para existir hoy en Internet, la web tiene que estar bien posicionada en buscadores. En este post damos algunas claves para hacer destacar nuestra web en las búsquedas que más nos interesan.

Posicionarse es aparecer un contenido entre los 20 primeros resultados que ofrecen los motores de búsqueda para un determinado término o cadena de términos. Google ordena los resultados en función de unos 200 factores (sus famosos algoritmos Pingüino, Panda o Colibrí) que, al igual que la fórmula de la Coca-Cola, nadie conoce, a excepción de sus creadores, y no todos: sólo los que siguen trabajando en el diseño de ese listado; los otros, los que trabajaron en él, sólo pueden hablar del algoritmo tal cual era tiempo atrás, no necesariamente como es ahora. Pero, mediante la ingeniería inversa y con ensayos prueba/error, se ha llegado a un consenso sobre algunos elementos que han demostrado tener influencia en el posicionamiento de Google.

Publicar contenido de calidad, original y relevante es el principal truco para conseguir posicionamiento natural. Y no una vez, sino constantemente, esto es, todas las semanas y, si es posible, cada pocos días. Esto es algo que seguramente una empresa, por pequeña que sea, pueda hacer por si misma siempre que sea competente en su sector y maneje información valiosa. Si el contenido es de calidad, original y relevante para tu público, el resto (enlaces, posicionamiento, visibilidad, etcétera) vendrá solo.

A Google le encantan los formatos multimedia. ¿Y a quién no? Insertar vídeos mejora el contenido de la página y ya sólo por eso, Google te va a premiar, de modo que nada mejor para el posicionamiento que añadir a tus posts un video relacionado. Google no te pide que el video sea original, hecho por tu empresa. Lo que sí necesita para indexarlo es abundancia de metadatos, ya que, por ahora, el buscador sólo lee texto. Por eso mismo, las fotografías tienen que lleva siempre abundante texto descriptivo: pie de foto, texto alternativo, etiquetas, metadescripción….

Aportando hipervínculos a otras webs en nuestros textos somos más transparentes y creíbles, y el texto es más ligero (no hace falta que expliquemos todo) y útil (indicamos cómo profundizar a quien le interese). Esto a Google también le gusta y por eso prioriza los textos que enlacen más y mejor. ¿Enlazar mejor? Sí, porque resalta los textos con enlaces a webs de más notoriedad. Por esto mismo, Google premia las páginas a las que apuntan muchos enlaces, es decir, que son recomendadas por otras personas. Pues bien, escribamos con abundantes enlaces los contenidos de nuestra página y hagamos lo posible para que otras páginas recomienden contenidos de la nuestra.

Hace unos años, conseguir enlaces se hacía a través de intercambios. Casi todas las páginas tenían una sección de “Links relacionados” y los webmasters estaban por la labor de enlazar webs afines como un servicio de valor añadido a sus visitantes. Ahora, hay que conseguir esto, sobre todo, publicitando artículos de nuestra web en nuestras redes sociales con el link en el cuerpo del post. Que para eso están, ante todo, las redes sociales de empresa.

Otra manera de obtener enlaces es publicar notas de prensa o noticias en agregadores de historias (Menéame es el más conocido), así como en foros de Internet, siempre, con enlace a nuestra página. Es lo que se llama “agregar información”, y es francamente útil. Por supuesto no te olvides de insertar una fuente RSS o similar en tu página web para que, quien quiera suscribirse a tus novedades, lo haga de la manera más sencilla. De esta manera, además de posicionar, ganamos también lectores a largo plazo.

Las estrategias de contenidos, ahora, tienen que facilitar información al usuario en todo tipo de dispositivos, y adaptarse, por tanto, a la variedad de medios de que disponemos hoy para acceder a dicha información. Si nuestra web no es «responsive» está siendo penalizada y, tarde o temprano, desaparecerá de las búsquedas a través de móviles y tablets.

Las redes sociales, por último, ganan importancia. Un contenido tiene más valor cuanto mayor es su presencia en las redes sociales. Los “Me gusta”, “retweet” o “+1” son ahora más importantes que nunca.